Villa Sofia posee cuatro amplias habitaciones. Cada una de ellas ofrece a los huéspedes el privilegio de percibir, de manera única, el alma colonial de la villa. 
La decoración y los acabados han sido estudiados minuciosamente y son diferentes en cada una de las habitaciones.